Categorías
COVID-19

¿Quiénes son las personas con mayor riesgo de contagio y enfermedad grave por COVID-19?

El COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus descubierto más recientemente, nombrado SARS-CoV-2, el cual es un virus de ARN con una superficie característica que bajo el microscopio tiene apariencia de “corona”.

Este nuevo virus, se transmite principalmente de persona a persona, a través de gotículas respiratorias expulsadas por una persona enferma con COVID-19 cuando tose, estornuda o habla. Esas gotitas son demasiado pesadas para flotar en el aire y caen rápidamente sobre el suelo u otra superficie.

La infección puede producirse al respirar el virus expulsado por una persona con COVID-19 situada a menos de un metro de distancia, o al tocar una superficie contaminada y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca antes de lavarse las manos.

Personas con mayor riesgo de contagio por COVID-19
Todas las personas son susceptibles de infectarse, pero hay grupos que corren mayor riesgo de contagio y enfermedad grave por COVID-19 y por lo tanto requieren tomar precauciones adicionales.

  • Los adultos mayores (>60 años).
  • Las personas con enfermedades pulmonares como enfisema, bronquitis crónica o asma.
  • Las personas con alguna comorbilidad como diabetes, obesidad, hipertensión o enfermedades cardíacas.
  • Las personas inmunocomprometidas, como lo son, pacientes con cáncer, enfermedades renales, enfermedades hepáticas, personas con VIH, receptores de trasplantes, enfermedades reumatológicas como lupus, artritis reumatoide, o pacientes con uso de medicamentos inmunosupresores.
  • Niñas y niños menores de 5 años.

Aunque el COVID-19 puede afectar a cualquier grupo, cuanta más edad tenga la persona, mayor es el riesgo de enfermedad grave. En México a partir de los 60 años, más de la mitad de las personas enfermas con COVID-19 necesita ir al hospital y hasta ahora, siete de cada diez personas que han muerto por esta enfermedad eran hombres.

  • El sistema inmunitario de los adultos mayores se debilita con la edad, lo que dificulta la lucha contra las infecciones. Además, los adultos mayores comúnmente tienen enfermedades crónicas que pueden aumentar el riesgo de contagio y enfermedad grave por COVID-19.
  • Las personas con asma moderada a grave pueden tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente con COVID-19, ya que esta enfermedad puede afectar su tracto respiratorio (nariz, garganta, pulmones), causar un ataque de asma y posiblemente provocar neumonía y enfermedad respiratoria aguda.
  • Las personas con diabetes cuyos niveles de azúcar en la sangre a menudo son más altos de lo normal, tienen más probabilidad de tener problemas de salud relacionados con la diabetes. Esos problemas de salud pueden dificultar la mejora de los pacientes con COVID-19.
  • COVID-19, al igual que otras enfermedades virales como la gripa, puede dañar el sistema respiratorio y dificultar el trabajo del corazón. Para las personas con insuficiencia cardíaca y otras afecciones cardíacas graves, puede conducir a un empeoramiento de los síntomas de COVID-19.
  • Los pacientes en diálisis son más propensos a infecciones y enfermedades graves debido al debilitamiento del sistema inmunitario; tratamientos y procedimientos para controlar la insuficiencia renal; y condiciones coexistentes como la diabetes.
  • Las personas con obesidad severa tienen un riesgo aumentado de un problema respiratorio grave llamado síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), que es una complicación importante de COVID-19 y puede causar dificultades con la capacidad de un médico para proporcionar asistencia respiratoria a pacientes gravemente enfermos. Las personas que viven con obesidad severa pueden tener múltiples enfermedades crónicas graves y afecciones de salud subyacentes que pueden tener mayor riesgo de contagio y enfermedad grave por COVID-19.
  • Las personas con enfermedad hepática crónica, como cirrosis, pueden aumentar el riesgo de enfermedad grave por COVID-19. La enfermedad grave causada por COVID-19 y los medicamentos utilizados para tratar algunas consecuencias graves de COVID-19 pueden causar tensión en el hígado, particularmente para aquellos con problemas hepáticos subyacentes. Las personas que viven con una enfermedad hepática grave pueden tener un sistema inmunitario debilitado, lo que hace que el cuerpo sea menos capaz de combatir el COVID-19.

Muchas afecciones y tratamientos pueden hacer que una persona tenga un sistema inmunitario debilitado (inmunocomprometido) y tener una capacidad reducida para combatir enfermedades infecciosas, incluidas virus como COVID-19.

El conocimiento sobre el virus que causa COVID-19 es limitado, pero con base a virus similares, existe la preocupación de que los pacientes inmunocomprometidos puedan permanecer infecciosos por más tiempo que otros pacientes con COVID-19.

Dentro de este grupo entran las personas con cáncer, trasplantes de médula ósea y otros órganos, deficiencias inmunes, VIH con recuento bajo de células CD4 o en tratamiento contra el VIH y pacientes con uso prolongado de corticoesteroides u otros medicamentos debilitantes.

  • Otras poblaciones en riesgo de contagio por COVID-19
  • Personas con discapacidad
  • Embarazo y lactancia
  • Personas sin hogar
  • Grupos de minorías raciales y étnicas

Se sabe que las mujeres embarazadas tienen cambios en sus cuerpos que pueden aumentar el riesgo de algunas infecciones. Las personas embarazadas han tenido un mayor riesgo de enfermedad grave cuando se infectan con virus de la familia de COVID-19 y otras infecciones virales respiratorias, como la gripe. Según la información disponible, las personas embarazadas parecen tener el mismo riesgo que aquellas que no están embarazadas.

Por eso es de suma importancia que todas estas personas mencionadas anteriormente, con mayor riesgo de contagio y que sean más susceptibles de desarrollar enfermedad grave por COVID-19 deban protegerse tomando en consideración las siguientes medidas:

  • Quedarse en casa
  • Lavarse bien las manos con agua y jabón durante medio minuto
  • Lavarse las manos varias veces durante el día
  • Si toses o estornudas, usar un pañuelo desechable o cubrir la boca con la parte interna del codo.
  • Mantener sana distancia

Puedes seguir ésta y más recomendaciones en nuestro Facebook: Life In Genomics y si requieres hacerte la prueba para detectar COVID-19 contáctanos al 55 5240 1500 y 55 5240 1501 y te brindaremos más información.

Recuerda que un diagnóstico oportuno puede ayudar a prevenir más contagios.

Bibliografía:

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov
https://www.who.int
https://coronavirus.gob.mx
http://www.incmnsz.mx/opencms/Coronavirus.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *